miércoles, 27 de febrero de 2013

Se siente ignorada. Siente ganas de llorar. Por ser tan ingenua y haber confiado en quien no debía y darse cuenta tarde cuando le dieron la espalda. No reaccionó ante el mundo real, no tiene gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario